La felicidad como recuerdo

24 04 2012

Tanto en situaciones corrientes como cuando se está bajo fuertes depresiones solemos idealizar aquellos buenos momentos que recordamos.
Toda situación mala, que parecía imposible de superar, una vez pasada y sin desafío para la persona es minimizada. Es imposible volver a ponerse en los zapatos en los que estábamos, ya que las malas situaciones están cargadas de una fuerte incertidumbre (pensamos que puede ocurrir absolutamente lo peor y que nuestra vida no puede continuar). Cuando la incertidumbre desaparece, la tensión emocional sobre la situación decrece.
Muy por el contrario es habitual al momento de pensar o relacionarse con otras personas, apelar en la memoria a aquellos“momentos dorados”, que probablemente no fueron tan dorados, aunque parecen mágicos, no por el recuerdo de la situación en si, sino por el recuerdo de la felicidad.

Estos recuerdos nos hacen sentir que los momentos pasados valieron la pena, pero la idealización, sumado a un mal pasar temporario, parecen imposibilitar nuestra felicidad, ya que es dificil superar o igualar cualquier idealización en momentos de pesimismo.

Ante las malas situaciones corremos con el paso del tiempo a nuestro favor, hagamos lo que hagamos, no podemos detenerlo y una vez superado el recuerdo se minimiza. Pero no cometamos el error de buscar la felicidad solo en los recuerdos, no nos privemos de vivir nuevos momentos felices. ¿Lo mejor está por venir? No lo sabemos, pero llevemos la felicidad desde la memoria a nuestro presente y en nuestro corazón. Con una sonrisa y un buen estado de ánimo, no hay felicidad que se pueda resistir.

(Artículo escrito para la Fundación para la Salud Mental)

 


Actions

Informations

Leave a comment

You can use these tags : <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>