No hay que cantar el tango

30 09 2008

Esto es algo que aprendi hace un tiempo y que en una charla quedo catalogado sin querer como “no hay que cantar el tango”. Es cotidiano, encontrarse a alguien, indiferentemente si hace mucho o poco que no lo ves, y que haga la famosa pregunta ¿como andas?, la respuesta común y automatica es “todo bien”, pero sabemos que en cuestión de segundos, alguno de los dos va a recitar el mal día que tuvo, por lo que tardo el colectivo, o por la cantidad de gente que había en el subte en la hora pico, transmitiendose como un damnificado de un problema, cuando estamos hablando de algo absolutamente normal y cotidiano.

Por que lo hacemos? porque quejarse se volvió una costumbre y ya una competencia de quien tiene mas mala suerte. Uno de los lugares donde mas se ve reflejado es en la web 2.0, ya que nos esta “escuchando” todo el tiempo, viendo como estamos ahora, dandonos lugar a opinar constantemente, y sin querer con toda esa informacion se crea el perfil de como es una persona, viendo que transmite.

El hecho mas grave, no es que a un altercado normal se lo tilde de problema, sino la mala imagen que transmite una persona asi. No nos damos cuenta, pero un dia el colectivo no paro, otro dia nos preguntan y la Tv se rompío, asi sucesivamente hasta que la persona que tenemos enfrente piensa “Este es un problematico” o “Este vive con quilombos” o “Huy, mejor sigo de largo, porque este siempre trae mala onda, tragedia y demas”. Como emprendedores o personas normales, no es la imagen que queremos dar para nada, es un mal cuento que compramos sin querer diría mi amigo Guillermo, y que pensamos que realmente nos va mal y tenemos el derecho a quejarnos con todo aquel que nos cruzamos, o en todo aquel lugar donde pueda dejar una expresión de mi estado.

Por eso lector/amigo mio, estes como estes no hay que cantar el tango, hay que darle para adelante en la vida, si te paso algo malo, pensa en la responsabilidad que tenes sobre eso y como mejorarlo. Lamentablemente como nos incrustaron esto por costumbre, es un ejercicio el que debemos hacer para terminar con esto, pero ha no condufir con decir todo el tiempo “estoy excelente” “que excelente día” porque ya pasariamos a pasar primero por tontos y luego por poco creibles, cosa que tampoco queremos que pase.

Si crees que de alguna manera podes enriquecer este debate por favor hacelo!, creo que todos pueden hacerlo, asi que estan invitados a aportar lo suyo.